Tengo la firme determinación de respirar hasta lo más profundo. Esta es, creo, mi tercera sesión de respiración y mi impresión es que en la anterior no me había empleado a fondo, así que hago todas mis invocaciones y, como esta vez hay cacao para ayudar, me tomo un buen vaso. Está amargo, pero le cojo el gusto después de añadirle un poco de miel.

Empiezo a respirar firmemente, profundamente y sin pausa. Me doy cuenta de que no tengo por qué “forzar el esfuerzo” ni pensar en cuánto tiempo tendré que estar así, aunque me ayudan las explicaciones previas. Me siento cómoda con el ritmo escogido y sé que no me voy a cansar. Sigo y pronto siento mis brazos como si fueran torres de alta tensión. Había dejado las palmas abiertas, pero ya no puedo reconocer si siguen así. La sensación es como si estuvieran tremendamente apretadas y me recorriera el cuerpo una carga eléctrica inmensa. Al principio sólo noto esa carga en los brazos. Sé que puedo parar y que será más o menos suficiente para tener una experiencia viajera, pero de alguna forma me doy cuenta de que puedo seguir y trasladar esa carga eléctrica a todo mi cuerpo y algo me invita a hacerlo. Quizás que ya la voy notando en los pies y que me incita la curiosidad. El momento coincide con una música en la que también hay un sonido intenso de respiraciones “indias” y me dejo guiar por ellas. Las imito y veo que puedo guiar esa electricidad por mi cuerpo y hacerla llegar adonde haga falta. En realidad, lo mejor para mi, sería que todo mi cuerpo estuviera vibrando en esa frecuencia altísima de mis brazos, aunque casi queme y duela. Consigo expandirla hasta las piernas y pies y por la cabeza. Noto como empiezo a hacer muecas involuntarias con los labios, la nariz y las mejillas. Elijo no pensar en la pinta que tendré.

Anubis 44

Continuar leyendo
844 Hits

El guerrero interior y el animal de poder

Era mi primera experiencia con el Cacao Sagrado y la Respiración Pneuma, no tenía miedos ni tampoco grandes expectativas ya que yo había tomado Cacao muchas veces en mi vida y también había accedido a estados ampliados de conciencia en otras ocasiones aunque con otras técnicas. Pensaba, y eso me parecía estupendo, que sería, con suerte, algo parecido a mis otras experiencias pero lo cierto es que no fue así: no tuve visiones ni ensoñaciones, fue una experiencia de otra naturaleza que me resulta difícil expresar con palabras pero lo voy a intentar.

Kokopelli 111

Continuar leyendo
843 Hits

Las pujas son rituales con oraciones y bendiciones que realizan los monjes tibetanos ancestralmente, con la finalidad de armonizar las energías de las personas, los hogares o los proyectos nuevos y el trabajo. Su práctica favorece el éxito y la suerte de los participantes y mejora la calidad de vida. También son prácticas para aumentar la fe y la energía en el camino espiritual.

Son acompañadas de ofrendas a las Deidades, Budas, Bodhisattvas y Protectores, con el objeto de remover todos los obstáculos y negatividades, así como la falta de armonía.

Las Pujas son poderosos rituales que incluyen oraciones (peticiones a los Budas) y meditaciones (visualizaciones y mantrams) para la purificación física, emocional y mental, así como para sanar enfermedades o aspectos repetitivos en la vida (karmas). Las pujas tienen un ritual y un proceso. Y se realizan con la ayuda e intervención del maestro/lama en este caso, de Rinpoche. Con instrumentos tradicionales: Dorje, Campana y Taro –tambor ritual pequeño- y trompetas a veces y címbalos. Las pujas son rituales profundos y a la vez coloridos, impactantes y verdaderos.

Las pujas en las casas son práctica habitual en la cultura tibetana, haciendo una al mes, invitando las familias a los monjes a realizar estos rituales.

Puja Lama Zopa y Keutsang Rimpoche Bodhgaya

Continuar leyendo
1876 Hits

ARQUERIA TRASCENDENTAL

Meditar, tirar con arco. La fuerza evocadora de estas palabras lo dice todo, nos remueve hondamente sin decir más, pues se trata de una forma de aprehender la belleza, de convertirla en gesto y en acto, que nos llega a través del tiempo.

Hoy, poca gente discutiría los beneficios de la meditación, pero ¿por qué realizar una meditación en acción? No están en competencia, sino en complementariedad. Y no puedo decir sino lo que es para mí: esencialmente porque expresa esos estados en la realidad tangible, y con paciencia, en la cotidiana, a través de lo que somos: una posibilidad de acción, una posibilidad de hacer tangible lo espiritual. Una flecha al aire.

Arqueria 11

Y ¿por qué el arco? Porque es una herramienta atávica de una increíble fuerza ética y estética y, como diría Jung, conectada al inconsciente colectivo y a los arquetipos, que se expresa de la misma forma que la naturaleza: fractalidad, geometría, vibración y resonancia.

Fe o convicción, belleza, compasión y providencia son el lazo que une en consciencia a todos los arqueros, donde quiera que hayan nacido, en el tiempo que les fuere otorgado, en un instante inmemorial.

Arquería Trascendental es una búsqueda de hoy, de aquí y ahora, una forma de arquería espiritual que trata de expresar nuestra identidad con un código atemporal, de arcos y flechas, como quien quisiera escribir magia, o un poema.

Continuar leyendo
972 Hits

Compartimos esta experiencia de viaje interior con Respiración Pneuma y Cacao, hace unos días, un abrazo:

"Vuelvo a respirar con cacao. Suelto mi cuerpo y enseguida empiezo a notar los brazos como torres de alta tensión, muy muy tensos. Intento hacer llegar esa energía a todo el cuerpo, pero de ninguna manera consigo esa intensidad.

Chamana Aguila Susan Seddon BouletDespués de respirar con energía durante un tiempo, me convierto en el águila que soy. Grande y fuerte. Ya no voy montada o me viene a buscar. Ya soy yo. Y vuelo majestuosamente por los bosques verdes disfrutando de mi paseo. Me veo como águila y estoy entre orgullosa y sorprendida siéndolo.. La verdad es que no sé si es un águila, porque es muy grande.

Después de un rato noto que hay una parte de mi como observando. No sé si es mi cabeza que no se va del todo. Vuelvo a respirar intensamente y noto el dolor de mi lado derecho. Me duele bastante ese brazo y una parte de mi cabeza. Vuelvo a ser águila y veo ese ala con plumas como chamuscadas. No me importa porque no me impide volar. Miro esa zona de mi cuerpo con cariño y me pregunto qué tengo que hacer. Cómo se cura. No sé si me lo invento o no, pero el dolor en el lado derecho me lleva a Galicia y a mi padre y otra vez a las madres y a los hijos ilegítimos y a otra familia que tiene que sanar y pedir perdón y perdonar.

Continuar leyendo
1044 Hits