Sri Lanka, paraíso en la Tierra

Sri Lanka

Había oído hablar mucho de Sri Lanka, la antigua Ceilán; en mi imaginario personal era un sitio mágico, lleno de piedras preciosas, especias y lugares maravillosos. También creía que estaba muy lejos, y sabía que había habido una guerra civil, finalizada hace pocos años.

Por todo ello, siempre quise visitar esta isla, la perla del Índico, y hace un tiempo, tuve la oportunidad. Encontré un país en desarrollo, amable, seguro, bello, variado, y más cerca de lo que había imaginado.

Ramiro Calle describe Sri Lanka como el paraíso en la Tierra; es mejor viajar por Ceilán sin prisas, pues es un pequeño universo de múltiples facetas, con playas, templos, montañas sagradas, antiguas ciudades y claro, los elefantes, los increíbles elefantes de Sri Lanka. Necesita ser vivida para comprenderla, pues es casi infinita en su miríada de espacios y culturas. Es el universo en la palma de la mano, el paraíso en la tierra.

Sri Lanka 1 2

 

Es como una India atemperada por el budismo, con menos estridencias, menos coches, menos gente, algo más de orden y de armonía. Si buscas experiencias fuertes, India, por favor, como su gastronomía. Sri Lanka es un paraíso por descubrir, con la dosis justa de aventura y emoción, y una gran belleza geográfica, y muy rica histórica, cultural y humanamente.

 Las joyas de Sri Lanka

Obviamente la capital cultural, Kandy, enclavada en las montañas del interior, en un entorno bellísimo y con el atractivo del templo del Diente del Buda, que contiene una de las pocas reliquias del Buda, lugar de gran veneración y muy especial fuerza espiritual.

En Kandy se celebra el festival de Esala Perala en Agosto, increíble sucesión de elefantes forrados de luces leds y peregrinos budistas. Es un festival único y multitudinario. Quizá excesivo si lo que buscas es tranquilidad. También se disparan los precios en esas fechas.

También en Kandy puedes encontrarte con Volker, el buen alemán que viajó a la isla hace veinte años con proyectos de ayuda social y acabó casándose allí y creando una bella villa con encanto en las colinas de la ciudad.

Recomiendo por favor, que en Kandy visites y compres toda la tienda de Selyn, un milagro de cooperativa, dónde han cuadrado el círculo de artesanía bella, original, y a precios excelentes, con personas que atienden con amabilidad y cortesía. Tuve una experiencia única, en la que después de comprar para toda la familia y amigos, al no poder pagar en ese momento, me dejaban marchar con la compra y la promesa de volver al día siguiente, e insistían cuando no acepté y dejé allí las bolsas y volví, claro, posteriormente. Fue un trato excepcional, inolvidable. En zonas turísticas encontrarás los mismos productos, pero con las etiquetas quitadas y con propuestas estratosféricas de precios, dónde la negociación es ineludible.

Sigiriya, por supuesto, es una visita obligada, la montaña roca en el centro de la isla, sublime, deslumbrante; una antigua ciudad perdida y redescubierta, con la gran roca monasterio en su centro, de incierto pasado. Y junto a Sygiriya, los budas en la roca de Dambulla, bellos y únicos.

Anuradhapura, Mihintale, Polonnaruwa, nombres extraños para ciudades que fueron antiguas capitales y ahora son centros de peregrinación y turismo. Anuradhapura contiene la estupa de la clavícula de Buda, y el templo del árbol del Bodhi, retoño del árbol bajo el que

Sri Lanka 4 2

se iluminó Buda en Bodhgaya y que tiene la bien merecida fama de haber donado sus ramas para replantar el original en India, que se secó. Así que el árbol actual en Bodhgaya viene de Sri Lanka.

Disfruté mucho subiendo las escaleras de la montaña en Mihintale, y descubriendo las cuevas de meditación de los monjes ascetas, así como las antiguas estupas. Más que recomendado.

El pico de Adán, una de las montañas sagradas dónde las haya, venerada por todas las religiones, budistas, hinduistas, musulmanes y cristianos, increíble. La subida a la montaña durante la noche y la vista del amanecer puede ser una de las experiencias cumbre de tu vida.

Son bellas, muy bellas las montañas de la zona del té, aunque también son espectaculares, los millones de plantas de camelia sinensis que alfombran las laderas escarpadas y pedregosas. Es como si Ceilan tuviera el mágico don de la abundancia, abundancia de te, de piedras preciosas, de elefantes, de playas, de belleza, de cultura, de ciudades perdidas, de templos budistas en la roca.

Las playas son uno de los grandes atractivos de la isla, que quizá no sea la razón más importante para los españolitos de a pie, pero sí, son bellas, y el agua está espectacular, y los pescados, inmensos, frescos, deliciosos, un motivo de primer orden para visitarla. Quizá la zona al este de Galle, pues está menos desarrollada y son espectaculares. Galle enamora, el pequeño enclave en el sur de la isla, hay que visitar esa ciudad amurallada, llena de tiendas y hoteles, recomendado, pasar una mañana o un día al menos y comer en alguna de sus múltiples ofertas a excelente precio.

 Culturas

Sri Lanka es de mayoría budista mahayana, como los tibetanos, lo que les da un carácter amable, y es fácil que te inviten a sus casas y hagas buenas amistades. También he encontrado bastante sinceridad, independientemente que sigas siendo un turista y hasta cierto punto, su fuente de ingresos.

Hay una gran población que son hinduistas, y es muy interesante explorar la isla en clave de la mitología del Ramayana, en la que el malvado Ravana secuestró a la esposa de Rama, siendo salvada por el Dios mono Hanuman, después de múltiples batallas y hechos maravillosos.

La minoría árabe está dedicada al comercio de las piedras preciosas,

Temas prácticos

En mi experiencia, Sri Lanka es bastante segura en cuanto a temas de salud, y están muy cuidados el control de mosquitos y demás bichos, que los hay, grandes y muchos.

Mejor visitarla en Diciembre y Enero, pues el clima es más suave, pero claro, es la temporada alta. También la isla es un poco caprichosa con el clima, pues siendo semitropical, en unas zonas el mismo día hará un potente sol, mientras en otras estará descargando el monzón correspondiente.

Es un poco cara para los tiempos que corren y comparada con India, pues los hoteles que encuentras por Internet tienen los precios a nivel internacional, así que para viajar más económicamente, mejor ir casi a la aventura, y reservar en hoteles locales, con precios más que razonables y muy acogedores.

Hay que tener cuidado con el agua y la comida, como en toda esa zona del globo, y llevar un buen repelente de mosquitos.

 

¿Qué saltarse?

La capital Colombo, y quizá alguna de las playas del suroeste muy turísticas, y en mi opinión, el norte, pues se notan aún los efectos de la guerra y hay una cierta tristeza y desolación en el ambiente.

Tomar té de Ceilán esperando descubrir sabores exóticos, pues es exactamente igual que el que tomamos todos los días por esta zona del mundo.

Comprar piedras preciosas, aunque curiosamente, se pueden encontrar a muy bien precio joyas con piedras semipreciosas bonitas y originales.

 

Piedras Preciosas, Té y Especias

¿Qué tiene esta isla para viviera en ella Arthur C. Clarke, autor de Odisea Espacial 2001 y también Carl Sagan?

¿Cómo describir a una joya preciosa?, ¿cómo expresar un atardecer en una playa recóndita de arena dorada y palmeras?

Sri Lanka es para vivirla, visitarla con calma, pues es una isla plagada de misterio y de budas de piedra, dónde puedes reencontrar lo que queda del paraíso y quizá, con suerte, a ti mismo.

Ver tambien

 

Quieres viajar con nosotros.

  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

 

 

Entradas recientes